Cooperativa de reciclado organiza limpiezas comunitarias en las playas de Pinamar

Verano sustentable

Una cooperativa de reciclado organiza limpiezas comunitarias en las playas de Pinamar, donde ya se recolectaron más de 1000 kilos de residuos


En Pinamar, así como en otros balnearios de la costa bonaerense, a pesar de este 2020 atípico, ya se están haciendo tareas de limpieza en las playas, con el fin de preparar el entorno para un verano sustentable, con menos residuos y, por ende, más amigable para el medioambiente y los turistas.

En ese contexto, y con la coordinación de la cooperativa Reciclando Conciencia, que opera la planta de transferencia donde se reciclan residuos preclasificados en el Partido de Pinamar, ya se llevaron a cabo 7 jornadas de limpieza de playas. Allí participaron 200 vecinos y, lo más importante, se logró recolectar más de 1000 kilos de residuos, que estaban esparcidos en la arena.

Del total de lo recolectado, un 60 % corresponde a plástico (bolsas, nylon), 20 % a material de pesca (sogas, cuerdas, etc.), 10 % vidrio (principalmente botellas) y el 10 % restante a metales.

La última de las jornadas se llevó a cabo en La Frontera, con la participación de 40 personas. De acá a fin de año se llevarán a cabo tres limpiezas más, continuando luego con las tareas correspondientes en enero y febrero.

En cada una de estas jornadas, que suelen contar con el respaldo de restaurantes, comerciantes y fundaciones que operan en la zona, se realizan tareas de promoción ambiental, donde se cuenta el porqué de la limpieza, la separación y el reciclado. También se realizan encuestas, apuntando a conocer los hábitos de la comunidad y mostrar las acciones de la cooperativa.

A través de los centros de acopios, situados en calles centrales e instituciones educativas y públicas de Pinamar, Valeria del Mar, Cariló y Ostende, los cuales se triplican en la temporada alta, Reciclando Conciencia recibe entre 4 mil y 6 mil kilos de residuos de manera diaria. Los mismos son previamente separados por los vecinos y comerciantes, como parte del programa de “Islas ambientales” impulsado por la Municipalidad de Pinamar, que reconoce a la cooperativa como proveedor de servicio desde hace más de 5 años, convirtiéndose en una experiencia inédita en el país.

Utilizando materiales reciclados, Reciclando Conciencia ha desarrollado una variedad de productos sustentables, aplicados a la construcción y la decoración. Entre ellos, un eco bloque realizado a partir del telgopor, un material de difícil trazabilidad y alto nivel de contaminación, que se produjo en conjunto con el Centro Experimental CEP-ATE de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU).

La cooperativa también desarrolló placas de plástico reciclado, de diferentes colores y texturas, que se utilizan para distintos tipos de mobiliario, como cestos, composteras, cuchas, macetas, buzones.

Durante la pandemia, que afectó fuertemente a la Costa Atlántica, al igual que el resto del país, la cooperativa logró mantener las fuentes de trabajo, siendo hoy 36 socios, así como también la cantidad de residuos recolectados (más de 967 toneladas, a pesar del parate inicial por la cuarentena). E incluso pudo crecer, en especial a través de la adquisición de maquinarias, como un montacargas -gestionado de manera conjunta con la Fundación Vida Silvestre-, dos extrusoras -que permitirán derretir y trabajar el plástico-, y en breve un nuevo vehículo para optimizar la logística de recolección.

Acerca de Reciclando Conciencia

Ubicada en Pinamar, Reciclando Conciencia es la única cooperativa de reciclado en la Costa Atlántica habilitada para emitir Manifiestos electrónicos de trazabilidad Sustentable por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS). El proyecto nació 10 años atrás, a partir de la unión de varios amigos que se convirtieron en activistas ambientales para luego lograr la Personería Jurídica e introducirse de lleno en el sistema cooperativo.

Entradas relacionadas